lunes, 22 de agosto de 2011

Las mejores peliculas de la historia según Woody Allen

El delicioso libro “CONVERSACIONES CON WOODY ALLEN” de Eric Lax tiene 486 páginas que se leen de un tirón. En la última parte, el autor lo agarra a quemarropa y le hace la pregunta clásica. Entonces el bueno de Woody contesta:

Cuando me desvelo a mitad de la noche me dedico a elaborar listas mentalmente para tratar de conjurar el pánico existencial que me invade. Es algo que a veces me ayuda a conciliar el sueño de nuevo. Casi siempre se trata de listas de películas, en las que añado y elimino títulos, o sustituyo unos por otros. Mis gustos no parecen tener nada de extraordinario a mi modo de ver salvo en el ámbito de las comedias con argumento hablados donde registro un nivel de tolerancia bajo con cualquier filme, y nulo en caso de mis propias películas.

Películas estadounidenses, sin un orden particular:

El tesoro de Sierra Madre J. Huston
El delator. J. Ford
Perdición. Billy Wilder
The Hill (La colina) Sidney Lumet

Shame El desconocido, George Stevens
El tercer hombre. Carol Reed
Senderos de gloria. Stanley Kubrick
Encadenados. Alfred Hitchcock
El padrino: II parte. F.F. Coppola
La sombra de una duda. Alfred Hitchcock
Uno de los nuestros. ( Good fellas) Martin Scorsese
Un tranvía llamado deseo. Elia Kazan
Ciudadano Kane . Orson Welles
El halcón maltés. J. Huston
Al rojo vivo Raoul Walsh

Películas europeas y japonesas:

El séptimo sello. I. Bergman
El trono de sangre. A. Kurosawa
Rashomon. A. Kurosawa
Gritos y susurros. I. Bergman
Ladrón de bicicletas. Vittorio de Sica
La Strada. Federico Fellini
La gran ilusión. Jean Renoir
Los cuatrocientos golpes. F. Truffaut
La regla del juego. Jean Renoir
Al final de la escapada. ( Sin Aliento) J.L Godard
Fresas salvajes. I. Bergman
Los siete samuráis. A. Kurosawa
8 1/2. Federico Fellini
El limpiabotas. Vittorio De sica
Amarcord. Federico Fellinni

(Nota: si cogemos Ciudadano Kane de la primera lista y la ponemos en la segunda, esta sería para mí la lista de las mejores películas de la historia del cine).

El apartado de comedias mudas se ve ocupado en su totalidad por Buster Keaton y Charles Chaplin.

Podría elaborar una lista de musicales con una larga relación de películas que me encantan, pero las mejores para mi gusto cuando me desvelo en plena noche son las siguientes:

Cantando bajo la lluvia . Stanley Donen

Cita en San Louis . Vincente Minnelli

Gigi . Vincente Minnelli

My fair lady . George Cukor

Melodias de Broadway. Vincente Minnelli

Un día en Nueva York. Stanley Donen

Oliver .Carol Reed

Las películas de cine cómico más simples con las que siempre me rio son:

Sopa de ganso Leo McCarey y protagonizada por The Marx Brothers

Pistoleros de agua dulce Norman Z. McLeod y protagonizada por The Marx Brothers

Plumas de caballo Norman Z. McLeod y protagonizada por The Marx Brothers

Una noche en la opera Sam Wood y protagonizada por The Marx Brothers

Un dia en las carreras Sam Wood y protagonizada por The Marx Brothers

Monsieur beaucaire. George Marshall

You can’t cheat an honest man George Marshall

Never give a sucker an even break Edward F. Cline

La gran noche de Casanova Norman Z. McLeod

Aterriza como puedas Hermanos Zucker"

Conversaciones con Woody Allen. Eric Lax . Random House Mondadori. 2009 Serie Debolsillo

Nota del citador: He incluido los directores para que no haya lugar a equivocaciones con peliculas homónimas.

domingo, 14 de agosto de 2011

Harry Potter visto por los grandes directores

Ahora que la famosa JK Rowling ha escrito en su web la enigmática frase "Los búhos se están reuniendo... Descubre pronto el porqué”, damos por sentado que la saga continuará.
Pues bien, deseando lo mejor para la humanidad y por una juventud desorientada, a punto de perderse, lanzamos desde estas páginas una humildes sugerencias pensando en directores con pulso y con obra. No hay que olvidar que nuestro personaje se está volviendo adulto y eso debe tomarse con responsabilidad.
VIII Episodio: Harry Potter y el gancho ciego. Director Víctor Gaviria. A los 22 años, Harry vive en un confortable edificio para magos en la comuna nororiental de Medellín-Colombia. Se involucra con dos rockeritos estratos seis que también resultan “mágicos” y deciden lavar dinero a través del temible profesor “Makako” Brown. Eso si, desconocen que el profesor es un ex –paramilitar amnistiado del proceso de paz de Ralito. Brown es extraditado a una cárcel de máxima seguridad norteamericana de la que se vuela, montado en la súper escoba de Harry, rumbo a la franja de Gaza.
IX Episodio: Harry Potter que estas en Los Ángeles. Director Quentin Tarantino. El joven y recién egresado universitario Harry, sale en busca del malvado Lord Voldemort (responsable de la muerte de sus padres y a quien se creía muerto). De la mano de su protector Dumbledore, Harry aprenderá las técnicas secretas del extremo-combate-con-escoba para encontrar al villano y pegarle la matada de canchilas.
X Episodio Harry Potter y la Chaveli. Director: Pedro Almodóvar. Harry se radica en Madrid siguiendo el rastro de Hermione quien se ha fugado con un Gitano. Andando por la Gran Via se hace amigo de Chaveli un transexual que se conoce al dedillo la movida de los bajos fondos. Chaveli lo introduce con la compañía Hogwart, Cabaret. Su sorpresa es mayor cuando descubre que la compañía la dirige Lord Voldemort quien es amante del gitano que se fugó con la bella Hermione…
XI Episodio Harry Potter y la muchacha de Manhathan. Director Woody Allen. El treinteañero Harry se ha reencontrado con Hermione, la chica de la cual se enamoró en la escuela Hogwarts pero a quien nunca le confesó su amor. Hermione le confiesa que también lo amó en silencio pero que su encuentro no llega en el mejor momento pues está casada con el profesor Sirius Black ( Gary Oldman en la tercera entrega) y tiene a su psicoanalista como tinieblo. Harry le suplica que se vayan a vivir juntos pero ella le dice que tomará una decisión después de terminar el curso de Feng-Shui que inició hace seis años.
XII Episodio: Harry Potter ,The Hard. Director Clint Eastwood. El veterano Harry , harto de un sistema penal imperfecto y de los trámites burocráticos, decide tomar justicia por su propia mano. Se convierte en Harry “el sucio” Potter al servicio de Su Majestad.
XIII Episodio Harry Potter, el Apocalipsis. Director Francis Ford Coppola. El anciano Harry vive sus últimos días en la Toscana italiana con una falsa identidad otorgada por la DEA. Un reportero avispado lo ubica y Harry decide contar toda la verdad. Mediante el relato en Flashback, el espectador conocerá los detalles de su ascenso y caída. Como mató al temible Lord Voldemort y se apoderó del negocio de la sanación en el mundo. Sus favores a algunos santos canonizados por el Vaticano a cambio de millones de dólares. Como logró que Hermione, su eterna enamorada, trabajara en Hollywood a pesar de ser una actriz mediocre. Y, finalmente, como construyó una familia basado en el poder de la magia.
XIV Episodio Y…donde está Harry? Directores: Los hermanos Farrelly. Guión de Gabriel García Márquez
Al cumplir 90 años, Harry Potter (feo, tímido y anacrónico) se regala una noche de amor loco con una adolescente virgen. Visita a Celestina Cabarcas, la dueña de “Hogwarts, polvos de la madre Celestina” que suele avisar a sus buenos clientes cuando tiene una novedad disponible. Decide, entonces, pedir una niña, hermosa ninfeta, y el máximo placer consiste en verla dormir, toda acurrucada, en forma de caracol. Cuando siente que el lento animal jubilado quiere despertar entonces se pasa al cuarto de la madama y se ayuda con la poca magia que le queda, dando una orden abracadabra: “Párate, carajo, párate”-grita- mientras agita las manos forradas en cuerina y movidas por el Parkinson.

sábado, 6 de agosto de 2011

"Oiga Vea" : Los 40 años de un documental caleño ( II Parte)

EL CINE GUABALOSO
Los jóvenes directores Carlos Mayolo y Luis Ospina llegaron al barrio El Guabal, de la ciudad de Cali, el 3 de Agosto de 1971 a las 9 de la mañana. Mayolo era un cineclubista consumado. Carretos en mano se paseaba por sindicatos, plazas, parques y barriadas proyectando cine ruso, neorrealismo italiano y cinema novo. Ospina estudiaba cine en la prestigiosa UCLA donde Jim Morrison y demás cachorros se preparaban para arremeter contra la industria de Hollywood.
Ospina se encontraba de vacaciones, Mayolo siempre andaba en vacaciones. “Oiga, Vea” se había convertido en su segundo proyecto compartido (su primera co-dirección había consistido en incendiar juntos la loma de las tres cruces 10 años atrás).
Llegaron a la caseta comunal ubicada en la esquina de la Calle 14 con Carrera 39. Llevaban una cámara Bolex 16 m.m -de cuerda- y grabadora Nagra con sincronización deficiente. Mayolo, que era más entrador, preguntó por una familia que fuera numerosa, que botara corriente y que le diera duro al gobierno. Y eso, como para que sería”?- le preguntaron.
- Estamos haciendo una película- contestó orgulloso-, es para entrevistarlos.
La señora los mandó directo, tres cuadras mas abajo, a la esquina de la calle 16 con carrera 40. Era la casa más fea del barrio, rodeada por una cerca de latas de guadua y forrada en esterilla. La puerta principal, tipo garaje doble, había sido construida con tinas de petróleo despachurradas, al estilo de las tapas de coca-cola para hacer sonajeros.
El casting no los defraudó: El viejo tenía 55 años, integrante activo del sindicato del Municipio, vigilante de profesión, carné del Partido Comunista. El hijo mayor había estudiado en Santa Librada College y las tres hijas militaban juiciosamente en la Juventud Comunista. Como valor agregado se encontraron en el patio con dos caballos y una mula: durante los fines de semana la familia entera se entregaba al oficio de la carretilla.
- Creímos que filmarían un western- dice Gustavo Grisales, quien tenía 7 años entonces- Esperábamos bala corrida con los caballos y la mula. No se olvide que en esa época los matinales infantiles no eran dibujitos como ahora.
- Los filmadores eran peludos y tenían cara de inteligentes- anota Bertha de Rodríguez fundadora del barrio
- Hoy en día ver una cámara por allí, filmando, es lo mas natural del mundo- afirma Nelson Palta- pero en el año 71 era muy extraño. Los tipos parecían caídos de otro planeta.

Entrevistaron, filmaron y se fueron con rumbo desconocido. Al año siguiente, en Agosto mismo, volvieron sonrientes. Traían dos carretes de 16 m.m bajo el brazo y un proyector Bell & Howell. Una sábana recién lavada sirvió como telón para el estreno mundial del documental “Oiga, Vea”. Lo demás es historia. Ver la primera parte en: http://ventanadelcine.blogspot.com/2011/08/oiga-vea-los-40-anos-de-un-documental.html


jueves, 4 de agosto de 2011

"Oiga Vea" : Los 40 años de un documental caleño (I Parte)


Los VI Juegos Panamericanos realizados en Cali en el año 1971 inspiraron cuatro películas (1 largometraje y tres cortos). Los cubanos aportaron dos: “Un juego histórico” (9 minutos, Director Jorge Fraga) y “VI Juegos Panamericanos” ( 29 minutos. Director Jorge Fraga). Por su parte el gobierno de Misael Pastrana contrató a Diego León Giraldo para realizar “Cali ciudad de América” un largo documental perdido para siempre, del cual se conservan apenas los últimos 10 minutos en 35 m.m. Y, en última instancia, se encuentra “Oiga,Vea” (42 minutos) del tándem Mayolo- Ospina.
En las cuatro películas hay para todos los gustos. Desde la mirada oficial, hasta el panfleto cubano. Por un lado, Pastrana buscaba afanosamente lavar la imagen de una elección sospechosa y por otro, Cuba andaba en plena guerra fría con la crisis de los misiles todavía ardiendo.
En este contexto Mayolo- Ospina terminan filmando con pocos recursos el primer documental moderno en Colombia. “Oiga ,Vea” también es contemporáneo de “Chircales” de Rodríguez- Silva . Aunque sean muy distintos tanto en concepción como en mirada, ambos nos meten en la movida del cine contemporáneo en un momento en que lo “global” estaba lejos de inventarse.

Cuál es el encanto especial que encierra “Oiga,Vea” para que, 40 años después, se conserve fresco como una lechuga? En primer lugar, el manejo de la técnica tanto del montaje como de la cámara. El contrapunteo que se establece de entrada entre los de adentro y los de afuera hace que, por primera vez en el cine colombiano el espectador caiga en cuenta que a la cámara también la pueden marginar. Hasta ese momento el punto de vista de la televisión y del cine era desde arriba, desde el poder, desde los países de cucaña. La cámara de Mayolo es una subjetiva de los voyeristas, los que se acercan al estadio Olímpico Pascual Guerrero a mirar por el hueco de las gradas. Es decir, “Oiga,Vea” parte de la imposibilidad. Pero, a diferencia del panfleto muy en boga por aquellos años, la cámara no busca la miseria, ni la pornografía. Más bien, busca lo que no se le ha perdido: gestos cómplices, manos que se retuercen, al clavadista interruptus. Alguna vez le pregunté a Mayolo por ese manejo de cámara tan original para esos tiempos y me contestó muerto de la risa: No era ninguna propuesta estética, es que nos prestaron una grabadora que solo conservaba la sincronización de los primeros 10 segundos de manera que para disimular el lip sync debía abandonar la cara del entrevistado y bajar a las manos o a cualquier otro plano que no fuera la boca

En segundo lugar la música. “Oiga,Vea” constituye un mosaico del espíritu musical de la época. Hoy puede parecer recargado de melodía y esto se explica porque los realizadores se lanzaban a eliminar la voz en off, prácticamente de cumplimiento obligatorio en los documentales precedentes. Entonces, Richie Ray y Bobby Cruz terminan “narrando”, musicalmente hablando, el documento deportivo más esperado del año.

Y en tercer lugar, el sentido del humor. Aquí se eliminarán las distancias- dice Misael Pastrana en el discurso inaugural mientras vemos a un guambiano mirando la tele borrosa. O el plano antológico de la valla que reza: “Pasados los Panamericanos, Cali seguirá progresando: pague cumplidamente sus impuestos municipales”. A propósito de este plano, Andrés Caicedo anotaría en un sesudo ensayo: “Lo importante ha sido coger eso que mañana será orden en puro estado de fabricación, como quien dice aquí los cineastas le madrugaron al hecho, hicieron acto de presencia antes de que comenzara a circular
O el sonido destemplado de la marcha olímpica en el momento en que la loca del barrio mira a la cámara. Así pues, a “Oiga, Vea”, la domina la patafisica, aquella “ciencia de las soluciones imaginarias y las leyes que regulan las excepciones”. Muy pegado a la ironía, al “medaunculismo” Caicediano y a la bacanería, el documental inaugura la escuela documental caleña; esa manera hacer cine en este puerto sin mar, en esta ciudad que se parece cada día más a una mujer atravesada por un río.

 

La segunda parte en: