domingo, 14 de agosto de 2011

Harry Potter visto por los grandes directores

Ahora que la famosa JK Rowling ha escrito en su web la enigmática frase "Los búhos se están reuniendo... Descubre pronto el porqué”, damos por sentado que la saga continuará.
Pues bien, deseando lo mejor para la humanidad y por una juventud desorientada, a punto de perderse, lanzamos desde estas páginas una humildes sugerencias pensando en directores con pulso y con obra. No hay que olvidar que nuestro personaje se está volviendo adulto y eso debe tomarse con responsabilidad.
VIII Episodio: Harry Potter y el gancho ciego. Director Víctor Gaviria. A los 22 años, Harry vive en un confortable edificio para magos en la comuna nororiental de Medellín-Colombia. Se involucra con dos rockeritos estratos seis que también resultan “mágicos” y deciden lavar dinero a través del temible profesor “Makako” Brown. Eso si, desconocen que el profesor es un ex –paramilitar amnistiado del proceso de paz de Ralito. Brown es extraditado a una cárcel de máxima seguridad norteamericana de la que se vuela, montado en la súper escoba de Harry, rumbo a la franja de Gaza.
IX Episodio: Harry Potter que estas en Los Ángeles. Director Quentin Tarantino. El joven y recién egresado universitario Harry, sale en busca del malvado Lord Voldemort (responsable de la muerte de sus padres y a quien se creía muerto). De la mano de su protector Dumbledore, Harry aprenderá las técnicas secretas del extremo-combate-con-escoba para encontrar al villano y pegarle la matada de canchilas.
X Episodio Harry Potter y la Chaveli. Director: Pedro Almodóvar. Harry se radica en Madrid siguiendo el rastro de Hermione quien se ha fugado con un Gitano. Andando por la Gran Via se hace amigo de Chaveli un transexual que se conoce al dedillo la movida de los bajos fondos. Chaveli lo introduce con la compañía Hogwart, Cabaret. Su sorpresa es mayor cuando descubre que la compañía la dirige Lord Voldemort quien es amante del gitano que se fugó con la bella Hermione…
XI Episodio Harry Potter y la muchacha de Manhathan. Director Woody Allen. El treinteañero Harry se ha reencontrado con Hermione, la chica de la cual se enamoró en la escuela Hogwarts pero a quien nunca le confesó su amor. Hermione le confiesa que también lo amó en silencio pero que su encuentro no llega en el mejor momento pues está casada con el profesor Sirius Black ( Gary Oldman en la tercera entrega) y tiene a su psicoanalista como tinieblo. Harry le suplica que se vayan a vivir juntos pero ella le dice que tomará una decisión después de terminar el curso de Feng-Shui que inició hace seis años.
XII Episodio: Harry Potter ,The Hard. Director Clint Eastwood. El veterano Harry , harto de un sistema penal imperfecto y de los trámites burocráticos, decide tomar justicia por su propia mano. Se convierte en Harry “el sucio” Potter al servicio de Su Majestad.
XIII Episodio Harry Potter, el Apocalipsis. Director Francis Ford Coppola. El anciano Harry vive sus últimos días en la Toscana italiana con una falsa identidad otorgada por la DEA. Un reportero avispado lo ubica y Harry decide contar toda la verdad. Mediante el relato en Flashback, el espectador conocerá los detalles de su ascenso y caída. Como mató al temible Lord Voldemort y se apoderó del negocio de la sanación en el mundo. Sus favores a algunos santos canonizados por el Vaticano a cambio de millones de dólares. Como logró que Hermione, su eterna enamorada, trabajara en Hollywood a pesar de ser una actriz mediocre. Y, finalmente, como construyó una familia basado en el poder de la magia.
XIV Episodio Y…donde está Harry? Directores: Los hermanos Farrelly. Guión de Gabriel García Márquez
Al cumplir 90 años, Harry Potter (feo, tímido y anacrónico) se regala una noche de amor loco con una adolescente virgen. Visita a Celestina Cabarcas, la dueña de “Hogwarts, polvos de la madre Celestina” que suele avisar a sus buenos clientes cuando tiene una novedad disponible. Decide, entonces, pedir una niña, hermosa ninfeta, y el máximo placer consiste en verla dormir, toda acurrucada, en forma de caracol. Cuando siente que el lento animal jubilado quiere despertar entonces se pasa al cuarto de la madama y se ayuda con la poca magia que le queda, dando una orden abracadabra: “Párate, carajo, párate”-grita- mientras agita las manos forradas en cuerina y movidas por el Parkinson.