viernes, 22 de septiembre de 2017

El caso Jhonny Silva: sucedió un 22 de Septiembre

En el Centro Cultural Comfenalco, William Ospina  remataba  un taller de cuatro noches.  Víctor Gaviria, quien iniciaba Taller al otro día, había adelantado el viaje para encontrarse  con el  poeta y discutir un proyecto conjunto que se llamaría “Sangre Negra”, inspirado en el legendario guerrillero Liberal.
Justo a las 7 de la noche de aquel jueves 22 de Septiembre del 2005, mientras repartíamos el refrigerio, llegó la noticia de la muerte de un estudiante en la Universidad del Valle. 

Quien lo mató?  Exactamente en dónde? Dentro de la U o afuera? Cómo se llamaba el muerto?

También por ahí surgen gritos y susurros: algo debió estar haciendo, quien sabe en que andaba, seguro tenia culebras...

Al retomar, Ospina habló de  los crímenes de Estado y de la autonomía universitaria. Con Víctor recordamos aquel minicuento  llamado “Amenazas”:
-          Te devoraré - dijo la pantera
-          Peor para ti - dijo la espada
Al día siguiente madrugué  al kiosko del Teatro San Fernando a comprar los periódicos. La noticia  escueta, hablaba de “confusos hechos “ donde murió el estudiante de Química Johnny Silva Aranguren de 21 años de edad.
La noche del 23 de Septiembre discutimos el hecho con Victor: “El documental puede lograr eso- dijo- darle rostro real a las víctimas
Vino luego todo el proceso de investigar quién era el muchacho, donde vivía, quienes eran sus amigos, quienes eran sus padres y así, el minicuento de Ospina fue tomando forma hasta convertirse en la cita que abriría el documental y de donde sacaríamos el título.

“Una muerte es una tragedia, mil muertes son una estadística”- esa  frase manida nunca tuvo tanta vigencia. Cali es una de las ciudades más violentas de Latinoamérica. Ahora que, por fin, un juez ha reconocido que lo mató el ESMAD, va el documental completo:

No hay comentarios: