martes, 12 de marzo de 2019

Películas ganadoras de FestiCartagena 59


El Festival de cine Cartagenero, llegó a su versión número 59 con la lejana esperanza de que los integrantes del gobierno actual vayan a cine y, además, lo entiendan.
Estos son los absolutos ganadores del FICCI 59, felicitaciones¡!!






jueves, 7 de marzo de 2019

Discurso de Rubén Mendoza en la inauguración del FICCI


VALEROSO DISCURSO DE RUBÉN MENDOZA PARA PRESENTAR EL ESTRENO DE SU PELÍCULA "NIÑA ERRANTE" EN LA INAUGURACIÓN DEL FICCI 
Transcripción completa:

A la vicepresidenta, Martha Lucía Ramírez “... pensé que venía el señor Duque, pero ya que está usted señora Ramírez, le pido que le diga que no siga el ejemplo de su jefe que se ufanaba de no ir a cine...
Lo que yo quiero hablarle es con todo respeto. Gritar entre muchos a una persona es muy fácil. No soy quien para censurar pero preferiría que no se hiciera. Pero sí le quería decir señora Ramírez que no importa si el cine no es un negocio o una industria. El cine tiene que existir como una forma de expresión y de pensamiento de una sociedad. Como existen los parques naturales, como existe las agremiaciones, las fundaciones sociales. No importa que no sean negocio. Es mi pensamiento.
Yo escribí algo porque me va mejor así. Aquí estoy con gente que amo profundamente, dos años después de haber terminado el rodaje nos amamos más, y es muy difícil que cualquier cosa se atraviese sobre ese amor; pero ojalá que luego ustedes lo que sientan con la película, lo confirme y puedan hacer su propio criterio. La dictadura y la tiranía del pensamiento desde donde venga, por más progresista que se finja, no vale la pena...”
____________________
Buenas noches Cartagena dentro y fuera de la maqueta, público del cine, gente de la comunidad cinematográfica, organizadora del Festival, animal del aire, del mar, de la tierra y del subsuelo, pájaros, lagartos, gente importante y políticos:
Rubén Mendoza, director de cine
Un honor abrir este legendario Festival. Doy un saludo y agradecimiento especial a las dos pasadas directoras artísticas del mismo, Mónica Wagenberg, y Diana Bustamante, que lo llevaron a donde está. Saludo también a Felipe Aljure y el equipo inmenso que armó, y deseo lo mejor para esta versión y las que vengan, con él o después de él; el Festival por encima de quién esté al frente. Ojalá sea una gran edición después de tanto ruido y tanto peso.
Saludo con mucho amor a Tonina que hoy está de cumpleaños: siempre el cine me tiene lejos el 6 de marzo. Y aprovecho para saludar a su prima, Amalia, el amor de mi vida, encargada de suministrarme la luz para hacer esta película y el resto, y que me revuelca el corazón con solo pensarla durante sus cuatro años: nuestros corazones están conectados. Saludo a mis padres y especialmente a mi papá; hace dos años presentaba la última película de la que él pudo ver imágenes (cuando empecé a filmar en 2011, el mismo año en que él murió, el documental Señorita María, la falda de la montaña), y esta es de la última que tuvo noticia, pues alcancé a contarle la idea. Saludo a mi amigo y hermano y alcahueta y productor desde hace 16 años de mis trabajos Daniel García, saludo a mi equipo, o al equipo entero o al equipo del que soy parte, o al equipo del que soy, al equipo que somos. Saludo muy especialmente a Sofía Paz, Carolina, Camila y Lina, las hermanas medias en la película y ahora enteras afuera de la pantalla, que pusieron la cara, el cuerpo, el alma, el criterio, la voz, las gracias, el reclamo o el grito cuando lo consideraron pertinente: todo dio curso al proceso.
Marta Lucía Ramírez, vice presidenta de Colombia
Cuando hicimos esta película parecía que venía otro país. Que ya podíamos concentrarnos en otras preguntas. Que la matazón como tal con la que habíamos vivido desde que no teníamos memoria, al menos esa forma de matarnos, estaba superada. Queríamos preguntarnos por ejemplo algunas de las implicaciones de atravesar un país de machos siendo mujeres, y, por acción u omisión, empezar a preguntarme de una manera más profunda y más formal, por el género supuestamente opuesto, en donde tanto me he movido desde niño. Y preguntar también por mi yo femenino, cultivado y vivo y vibrante felizmente en mí. Somos seres simplemente y la lotería del género determina tantas cosas de nuestra vida y nuestro destino. Así que como aprendiz, como siempre, durante 5 años estuve formulando preguntas: a familia, amigas, colaboradoras... un equipo en altísimo porcentaje femenino, delante y detrás de cámara, no como una especie de cuota de género sino porque para mis ojos y mi gusto, tantos de los mejores en un oficio son artistas mujeres y tuve el privilegio de que aceptaran acompañar Niña errante. Desde la directora de fotografía hasta las compositoras de la música pasando por la montajista y los consultores y consultoras batalladoras feministas en varias estancias de la película y en varios países. Punkys activistas que conocen la calle y sus laberintos, el corazón y sus misterios, los dolores y privilegios de su género. Así como a nivel espiritual y muy profundamente algunas heroínas, y mártires unas tantas, del arte, parte de la genética de esta película; entre muchas otras: Débora Arango, Sally Man, Margaret Artwood, Diane Airbus, Liliana Cavani, Margarite Yourcenar, Virginia Woolf, Doris Salcedo, Fanny Mendelssohn y muy especialmente Lucía Berlín, indispensablemente la poeta anarquista Judith Malina, y maravillosa, inmensa y brutalmente a la artista y fotógrafa suicida Francesca Woodman. Algunas calcadas en la película en cuadros, frases, sonidos.

En esta película filmamos más de 18 ríos. Algo así como 12 quedaron en el montaje final. Árboles vigorosos y descomunales, la piel humana como territorio, los gestos, los poros, los pelos, las muecas. Queríamos celebrar, desde mi ingenuidad y hasta donde llegara, asistir a ese cambio de poderes, al inicio del pago de la deuda con los brazos femeninos. A volver a un orden de las cosas, al orden matriarcal. Mientras el hombre ha tenido en sus manos el mando del mundo timoneado por la fuerza bruta, ha llenado todo contexto de la vida con aplausos y nombres de hombres. Los museos, las guerras, los honores. Y está cambiando, pese al evidente freno y retroceso recientes.
Estos últimos meses hemos visto cómo penetra de nuevo la energía machuna en la vida de todo. Cuando nos ilusionábamos de los contextos científicamente comprobados como más limpios cuando son dirigidos por mujeres, los bajos índices de corrupción de las instituciones regidas por mujeres, la prácticamente nula tendencia hacia la violencia en contextos liderados por mujeres, vuelve toda la arbitrariedad del macho a moverse por Colombia. Cuando nos ilusionábamos con la palabra de mujer por que la palabra de hombre está desgastada, se nos promete en campaña que no se subirán los impuestos para conquistar un cargo y a los tres meses sin ninguna explicación esa palabra no importa y no solo nos cargan de impuestos sino se pone a liderar la reforma a un hombre que se ha burlado de toda Colombia apoyado en el agua sagrada.

 Si se delata un Fiscal que habla de una manera tan cachaca y cuidadosa en público, pero en las grabaciones secretas es una alcantarilla verbal y moral, apurado por arreglar a los totazos expedientes untaditos de cianuro de no se sabe qué mano, y no se le remueve o se presiona desde arriba para que se largue.
Si las víctimas históricas de este desastre piden que un nombre específico no se tenga en cuenta para manejar la Memoria del conflicto de este país, se le nombra pasándoles de nuevo por encima, sin explicación, sin peros, revictimizándolos, burlándolos. Si se vuelve a ignorar como en las épocas de Armero y la represa El Sirpe, la peste verdadera que es Hidroituango y la gente que tiene en vilo, y a la que han matado, y la que está sentenciada de muerte por la naturaleza y la verdad oficial: las de los fumigados con ESMAD. Gracias a Hidroituango y a otras circunstancias de abuso, muchos de esos ríos que filmamos, solo a dos años de haber terminado de rodar, ya son sus cadáveres, incluido el Cauca que sale de reojo en Niña errante.

Se vuelve a considerar que armar al hermano, armar al vecino es sinónimo de seguridad, de poder convivir, sin medir que vuelve a ser oficial la presión dentro de los hogares (para muchas mujeres, niños, miembros de familia la mezcla hombre y arma es letal, cuando no hombre borracho y arma), que vuelve cualquiera a poder poner la vida de otro en juego, por animadversión, por sospecha, por capricho. Vuelven las balas a penetrar de nuevo a esa hembra herida que es Colombia, extenuada de ser violada históricamente por machos insensibles.
Se ve caer un líder como caen las moscas, y así pasamos. Muchos más líderes sociales muertos en Colombia que los que han sumado todas las revueltas en la reciente crisis de Venezuela. Y acá empeñados en “ayudar” antes al pueblo venezolano antes que cumplir con la obligación del Estado con nuestros niños vecinos hambrientos de La Guajira, antes que cuidar a nuestros líderes, antes que sanar a nuestras mujeres: finalmente todos tenemos un solo chance en esta vida, y el derecho de vivirla tan bien como podamos. Hombres viejos que de centro poco y de democráticos menos, reabren el debate del aborto, sin mujeres, el bizantino debate de la dosis mínima, la posibilidad de volver a legalizar la caza deportiva (si es que eso existe)... por solo nombrar algunas pestes. Un retroceso de 100 años.
Por lo tanto no sé qué tan bien las preguntas que estaban planteadas en esta película puedan ser vigentes hoy. Una sola atraviesa todo el proceso y todo el resultado: Amor. Amor al plantearla, al desarrollarla, al escribirla, al consultarla, al buscarla, al rodarla, al montarla, al terminarla.
Ríos de amor que aún hoy duran. Que dan para salvarnos de las aguas podridas del odio y de otras fuerzas.
Yo no me bajo del sueño sin embargo y al cine vinimos a soñar así sea con nuestras pesadillas.
Muchas gracias por venir hoy. 

Ojalá les hable al oído con amor esta película.
Rubén Mendoza.

( Tomado del Facebook de Luis Ospina)

viernes, 1 de marzo de 2019

FIRST MAN: mi viaje personal a la luna


Nota: Con motivo del estreno de First Man , dirigida por Damien Chazelle y sus 4 nominaciones al Premio Oscar, estas fueron mis impresiones inmediatas al terminar la proyección.

Que un ser humano igual a uno, saliera disparado para la luna, fue el suceso más espectacular de mi infancia. En el barrio solo había 4 televisores. Eran de cuatro patas y, claro, a blanco y negro. De los 4, el taquillero era el de Doña Lola Montes. No solo por el tamaño sino porque tenía una sala amplia y unos sofás donde daba gusto dormir si la película era mala.
Existían dos formas de apreciar la pantalla chica: parado en la ventana o ingresando a la sala de Lola. La primera era gratis pero la ventana indiscreta se encontraba a la intemperie y se tenía el agravante de cuidar el puesto a toda costa. La segunda era mejor, VIP como se dice ahora, pero costaba 4 centavos (Un billete largo si tenemos en cuenta que el sueldo mínimo rondaba los 512 pesos.)
Se anunció que el superpájaro Apolo 11 zarparía el 16 de Julio. Ya la prensa nos había contado que los rusos habían enviado, sin mucha fortuna, a una perrita, pero los gringos si habían tenido éxito con el famoso chimpancé Ham, quien murió de viejo y rodeado de la familia en 1983.
El caso es que estamos en Julio 16 de 1969. Al recreo, en la escuela San Roque, mirábamos hacia el cielo para divisar al Apolo, en la infinita lejanía. Algunos profesores desconfiaban del asunto: “Es imposible llegar hasta allá, todo hace parte de un montaje de Hollywood”. Y las sospechas se encontraban cimentadas en que “2001 odisea espacial” se había estrenado el año anterior. Y allí, Stanley Kubrick se daba un banquete con los efectos especiales. Ya nada era imposible para Hollywood de manera que la idea del fraude no era paranoia. Para los más escépticos, el fraude era motivado por la presión de ganarle a los rusos. Nada más.  

Cuatro días se demoró el aparato en llegar a la luna, aunque el 21 de Julio pisaron la superficie Neil Amstrong y Aldrin. Y acá abajo uno se preguntaba: ¿Que hizo la tripulación durante el viaje? ¿Cómo se alimentaron? ¿Fueron al baño? ¿Se cepillaron los dientes?
Kubrick en el set de 2001 Odisea espacial
Inravisión, el instituto de televisión, anunció que transmitiría la llegada de los astronautas vía satélite. El problema ahora consistía en conseguir los 4 centavos de doña Lola.
Aparte de los profesores, los papás de todo nosotros cuestionaban el costo del proyectito: $20.400 millones de dólares de aquel entonces! Con eso se combate el hambre en el mundo, decían, se construyen miles de universidades y sobra para pavimentar nuestro barrio.
Doña Lola, se frotaba las manos con el aluvión de reservas que le llegaban a diario. En un gesto de generosidad, o de marketing como se dice ahora, anunció que quien pagara por anticipado tendría derecho a crispetas y limonada.

La tripulación llegó según lo prometido. El televisor de doña Lola dio cuenta de los pasos que dio Armstrong y del tiempo que se quedaron en picnic:  21 horas 36 minutos 20 segundos. Nos abrazamos en aquella sala como si los astronautas fuesen de la familia nuestra o como si la selección Colombia hubiese derrotado al Brasil de Pelé.

martes, 12 de febrero de 2019

LOS PREMIOS OSCAR SE TRASLADAN A COLOMBIA


Por segundo año consecutivo, la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, traslada la ceremonia a nuestro país. Es un espaldarazo a un país fiel, leal y sapo”- dijo en rueda de prensa Dick Cheney, en la premier de la película “El vicio del poder.

Aquí las más fuertes aspirantes:















lunes, 4 de febrero de 2019

Obra maestra de las series: La Guerra de Vietnam



Hace unos años, en un foro parroquial, un periodista regional muy reputado dijo orgulloso, que era un honor ser invadido por el mayor ejército del mundo. Hizo una apología a “aquellos rubios altos y bellos que patrullan sin descanso el orbe y que cuidan la democracia, para que nosotros podamos dormir tranquilos. (cito de memoria pues aquella letanía sucedió hace mucho tiempo)

Si usted pertenece a esa estirpe, es decir, a quienes entran en orgasmo colectivo cuando los marines ingresan a un país a imponer la democracia y los valores cristianos, es necesario que usted se acomode en un sillón a ver la obra maestra de las series documentales: La Guerra de Vietnam dirigida por Ken Burns y Lynn Novick.

Diez capítulos, cada uno de 90 minutos en promedio, nos cuentan paso a paso la tragedia de aquella península llamada originalmente Indochina (que comprende el territorio de los actuales países de Camboya, Vietnam, Laos, Birmania y Tailandia, así como Singapur y la parte continental de Malasia)
El documental nos ubica en Vietnam y nos va contando que de allí sacaron corriendo a los japoneses, a los chinos, a los franceses y, por último, a los gringos. El saldo de muerte es espantoso: 58.000 soldados gringos y dos millones de vietnamitas.
Desde el apoyo de Eisenhower, pasando por un presidente inteligente como Kennedy, luego el bien intencionado Johnson y finalmente, el peor de todos, Richard Nixon. Todos atrapados en una guerra que, se sabía de antemano, estaba perdida.
De nada sirvió el poderío aéreo, ni los 500.000 soldados estadounidenses, ni el Napalm y otras sustancias químicas.

Pero lo brillante de la serie es su construcción.  Vemos pasar, como en carrusel, testimonios de combatientes de los tres bandos: USA, Viet Cong y el ejército títere de Vietnam del sur. Incluso, algunos de los que sobrevivieron de milagro como la niña que corre desnuda bañada en Napalm.
Reniego rotundamente de la opinión compartida por tantos colegas míos de que el cine es enemigo de la palabra, y a lo largo de más de una veintena de produc­ciones he tratado de celebrar al máximo la palabra. Siempre espero que nuestra narración sea una evocación convincente y en ocasiones poética del tema del documental. La narración es refinada, mutilada, reemplazada, resucitada y, en resumen, reelaborada una y otra vez de principio a fin. En casi todas nuestras películas, complementamos la narración en tercera persona con un coro de voces en primera persona, halladas en el curso de nuestra investigación y que representan las gacetas, las cartas de amor, los diarios, las noticias de prensa o los documentos militares que utilizamos. Esto permite que el pasado hable por sí mismo de un modo documental, al tiempo que los testigos contribuyen con sus comentarios mediante su presencia en la pantalla.” (1)
Burns es un mago del contrapunto. Va un Vietcong, va un ex prisionero estadounidense, va un pacifista que quemó la cedula, va un títere de Vietnam del sur, van las conversaciones telefónicas secretas de Johnson- Macnamara o las de Nixon- Kissinger. El archivo al que recurre es impresionante. No en vano al hecho de filmar una fotografía dotándola de cierto movimiento se le ha llamado efecto Burns. No creo (y él tampoco) que se haya inventado el truco, pero si es el realizador que más jugo le ha sacado.
Y, un punto aparte, se merece la banda sonora. Pasan por ahí, en medio de las bombas, las mentiras y  las masacres, las notas de Bob Dylan , The animals, Jhonny Cash, Nina Simone, Janis Joplin , Rolling Stone y para el remate no podía faltar The Beatles: he aquí los créditos finales:


La guerra de Vietnam, nos muestra, desde múltiples puntos de vista, las “maravillosas intenciones” de la política exterior estadounidense. No esperemos que en Venezuela actúen distinto.

(1)        la cita es de la entrevista a Ken Burns pueden leerla en su totalidad en: https://losgrandesdirectoresaconsejan.blogspot.com/2019/02/entrevista-ken-burns.html



martes, 29 de enero de 2019

La BBC y The Washington Post eligen las mejores películas


Dos nuevas listas aparecen en el firmamento cinematográfico: la de la BBC que les solicitó a 209 críticos en el mundo compartir sus mejores películas de todos los tiempos en cualquier idioma diferente al inglés.
 Es curioso que el idioma español estuvo representado en solo siete películas ( Alfonso Cuarón, Pedro Almodóvar , Guillermo del Toro, Víctor Erice y Luis Buñuel por partida triple). De Sudamérica, solo una.

Francia domina el listado con 20 y Japón va derecho con 11 y, a su vez, ubica tres entre las primeras diez películas. Incluida la numero 1.
 Aquí el listado de atrás hacia adelante:


LAS 100 MEJORES PELÍCULAS DE HABLA NO INGLESA  BBC
100. Landscape in the Mist (Theo Angelopoulos, 1988)
99. Ashes and Diamonds (Andrzej Wajda, 1958)
98. In the Heat of the Sun (Jiang Wen, 1994)
97. Taste of Cherry (Abbas Kiarostami, 1997)
96. Shoah (Claude Lanzmann, 1985)
95. Floating Clouds (Mikio Naruse, 1955)
94. Where Is the Friend’s Home? (Abbas Kiarostami, 1987)
93. Raise the Red Lantern (Zhang Yimou, 1991)
92. Scenes from a Marriage (Ingmar Bergman, 1973)
91. Rififi (Jules Dassin, 1955)
90. Hiroshima Mon Amour (Alain Resnais, 1959)
89. Wild Strawberries (Ingmar Bergman, 1957)
88. The Story of the Last Chrysanthemum (Kenji Mizoguchi, 1939)
87. The Nights of Cabiria (Federico Fellini, 1957)
86. La Jetée (Chris Marker, 1962)
85. Umberto D (Vittorio de Sica, 1952)
84. The Discreet Charm of the Bourgeoisie (Luis Buñuel, 1972)
83. La Strada (Federico Fellini, 1954)
82. Amélie (Jean-Pierre Jeunet, 2001)
81. Celine and Julie go Boating (Jacques Rivette, 1974)
80. Los olvidados (Luis Buñuel, 1950)
79. Ran (Akira Kurosawa, 1985)
78. Crouching Tiger, Hidden Dragon (Ang Lee, 2000)
77. The Conformist (Bernardo Bertolucci, 1970)
76. Y Tu Mamá También (Alfonso Cuarón, 2001)
75. Belle de Jour (Luis Buñuel, 1967)
74. Pierrot Le Fou (Jean-Luc Godard, 1965)
73. Man with a Movie Camera (Dziga Vertov, 1929)
72. Ikiru (Akira Kurosawa, 1952)
71. Happy Together (Wong Kar-wai, 1997)
70. L’Eclisse (Michelangelo Antonioni, 1962)
69. Amour (Michael Haneke, 2012)
68. Ugetsu (Kenji Mizoguchi, 1953)
67. El ángel exterminador (Luis Buñuel, 1962)
66. Ali: Fear Eats the Soul (Rainer Werner Fassbinder, 1973)
65. Ordet (Carl Theodor Dreyer, 1955)
64. Three Colours: Blue (Krzysztof Kieslowski, 1993)
63. Spring in a Small Town (Fei Mu, 1948)
62. Touki Bouki (Djibril Diop Mambéty, 1973)
61. Sansho the Bailiff (Kenji Mizoguchi, 1954)
60. Contempt (Jean-Luc Godard, 1963)
59. Come and See (Elem Klimov, 1985)
58. The Earrings of Madame de… (Max Ophüls, 1953)
57. Solaris (Andrei Tarkovsky, 1972)
56. Chungking Express (Wong Kar-wai, 1994)
55. Jules and Jim (François Truffaut, 1962)
54. Eat Drink Man Woman (Ang Lee, 1994)
53. Late Spring (Yasujirô Ozu, 1949)
52. Au Hasard Balthazar (Robert Bresson, 1966)
51. The Umbrellas of Cherbourg (Jacques Demy, 1964)
50. L’Atalante (Jean Vigo, 1934)
49. Stalker (Andrei Tarkovsky, 1979)
48. Viridiana (Luis Buñuel, 1961)
47. 4 Months, 3 Weeks and 2 Days (Cristian Mungiu, 2007)
46. Children of Paradise (Marcel Carné, 1945)
45. L’Avventura (Michelangelo Antonioni, 1960)
44. Cleo from 5 to 7 (Agnès Varda, 1962)
43. Beau Travail (Claire Denis, 1999)
42. City of God (Fernando Meirelles, Kátia Lund, 2002)
41. To Live (Zhang Yimou, 1994)
40. Andrei Rublev (Andrei Tarkovsky, 1966)
39. Close-Up (Abbas Kiarostami, 1990)
38. A Brighter Summer Day (Edward Yang, 1991)
37. Spirited Away (Hayao Miyazaki, 2001)
36. La Grande Illusion (Jean Renoir, 1937)
35. The Leopard (Luchino Visconti, 1963)
34. Wings of Desire (Wim Wenders, 1987)
33. Playtime (Jacques Tati, 1967)
32. Todo sobre mi madre (Pedro Almodóvar, 1999)
31. The Lives of Others (Florian Henckel von Donnersmarck, 2006)
30. The Seventh Seal (Ingmar Bergman, 1957)
29. Oldboy (Park Chan-wook, 2003)
28. Fanny and Alexander (Ingmar Bergman, 1982)
27. El espiritu de la colmena(Victor Erice, 1973)
26. Cinema Paradiso (Giuseppe Tornatore, 1988)
25. Yi Yi (Edward Yang, 2000)
24. Battleship Potemkin (Sergei M Eisenstein, 1925)
23. The Passion of Joan of Arc (Carl Theodor Dreyer, 1928)
22. Pan’s Labyrinth (Guillermo del Toro, 2006)
21. A Separation (Asghar Farhadi, 2011)
20. The Mirror (Andrei Tarkovsky, 1974)
19. The Battle of Algiers (Gillo Pontecorvo, 1966)
18. A City of Sadness (Hou Hsiao-hsien, 1989)
17. Aguirre, the Wrath of God (Werner Herzog, 1972)
16. Metropolis (Fritz Lang, 1927)
15. Pather Panchali (Satyajit Ray, 1955)
14. Jeanne Dielman, 23 Commerce Quay, 1080 Brussels (Chantal Akerman, 1975)
13. M (Fritz Lang, 1931)
12. Farewell My Concubine (Chen Kaige, 1993)
11. Breathless (Jean-Luc Godard, 1960)
10. La Dolce Vita (Federico Fellini, 1960)
9. In the Mood for Love (Wong Kar-wai, 2000)
8. The 400 Blows (François Truffaut, 1959)
7. 8 1/2 (Federico Fellini, 1963)
6. Persona (Ingmar Bergman, 1966)
5. The Rules of the Game (Jean Renoir, 1939)
4. Rashomon (Akira Kurosawa, 1950)
3. Tokyo Story (Yasujirô Ozu, 1953)
2. Bicycle Thieves (Vittorio de Sica, 1948)

1. Seven Samurai (Akira Kurosawa, 1954)



















Por su parte el Washington Post elaboró la lista
de las mejores 23 películas en lo que va corrido
del siglo XXI. 
México se ubica en el primer y quinto puesto 
( Cuarón y Guillermo del Toro). 
Dos del Reino Unido, una rumana , una francesa, 
una húngara, una canadiense, una japonesa y 
el resto de USA.

Aquí la lista:



LAS MEJORES 23 PELICULAS DEL SIGLO XXI 
SEGÚN WASHINGTON POST
1. Niños del hombre (Director: Alfonso Cuarón. 2006)
2. 25th Hour (Director: Spike Lee. 2002)
3. The Hurt Locker (Directora: Kathryn Bigelow. 2008)
4. Michael Clayton (Director: Tony Gilroy. 2007)
5. El Laberinto Del Fauno (Director: Guillermo del Toro. 2006)
6. There Will Be Blood (Director: Paul Thomas Anderson. 2007)
7. Boyhood (Director: Richard Linklater. 2014)
8. 4 months, 3 weeks and 2 days (Director: Cristian Mungiu. 2007)
9. Old Joy (Director: Kelly Reichardt. 2006)
10. Eternal Sunshine oF The Spotless Mind (Director: Michel Gondry. 2004)
11. Hunger (Director: Steve McQueen. 2008)
12. You Can Count On Me (Director: Kenneth Lonergan. 2000)
13. No Country For Old Men (Directores: Los Coen. 2007)
14. I’m Not There (Director: Todd Haynes. 2007)
15. Minority Report (Director: Steven Spielberg. 2002)
16. Dunkirk (Director: Christopher Nolan. 2017)
17. Mudbound (Director: Dee Rees. 2017)
18. Spotlight (Director: Tom MCCarthy. 2015)
19. Son Of Saul (Director: Laszlo Nemes. 2015)
20. Stories We Tell. (Directora: Sarah Polley. 2012)
21. The Fog Of War (Director: Errol Morris. 2003)
22. The Royal Tenenbaums (Director: Wes Anderson. 2001)
23. Spirited Away (Director: Hayao Mizayaki. 2001)

sábado, 22 de diciembre de 2018

MIS MEJORES PELÍCULAS DEL 2018


La mejor del año: THE GUILTY (Dinamarca) Director: Gustav Möller. El thriller del 2018, la película que sedujo a todo el mundo en Sundance. Una sola locación, un actor absoluto en escena y un casting milimétrico de voces. Gran montaje sonoro para llevarnos del oído a una trama que ni el gordo Hitchcock la habría imaginado. Mas oiga que vea, más oreja que ojo.


2. Roma (México) Alfonso Cuarón. Ya se sabe que el hombre ha pasado por las verdes y las maduras. Le metió el diente a la comedia en su ópera prima (Sólo con tu pareja), se le midió a Dickens (Grandes esperanzas), filmó la mejor Harry Potter de la saga( El Prisionero de Azkabán) y se fajó una obra maestra distópica ( Niños del hombre). Cuarón sueña y recuerda en Blanco y negro. En “Roma” retrata a su México querido:  post Olímpico y Post Pelé. En ese barrio de clase media se alimentó del cine serie Z, conoció el amor pero también el divorcio, disfrutó la vida pero igual le vio el rostro a la muerte.


3. El insulto (Líbano)- Ziad Doueiri. Para ver comentario pique aquí.
4. Camello celestial ( Rusia) Yuriy Feting.
5. Dogman (Italia) Matteo Garrone
6. Galveston ( USA-Francia) Mélanie Laurent
7. Un bello sol interior ( Francia) Claire Denis
8. Lazzaro Feliz (Italia) Alice Rohrwacher
9. La muerte de Stalin ( Reino Unido) Armando Iannucci
10. Lucky ( USA) John Carroll Lynch
11. Matar a Jesús (Colombia) Laura Mora
12. Colette ( Reino Unido) Wash Westmoreland
13. Zama ( Argentina) Lucrecia Martel
14. La profesora de kínder (USA) Sara Colangelo
15. The Miseducation of Cameron Post (USA) Desiree Akhavan
16.El Dolor, memorias de Margaritte Duras (Francia) Emmanuel Finkiel
17. La Isla de los perros (USA) Wes Anderson
18. Pájaros de Verano (Colombia) Ciro Guerra
19. María Magdalena ( Reino Unido) Garth Davis- Para ver comentario pique aquí
20. El hilo invisible (USA)  Paul T. Anderson Para ver comentario pique aquí

LOS  DOCUMENTALES

Cada vez, el documental ensayo, ( el documental personal, el que sale de las entrañas familiares) se impone y se muestra como una alternativa ante tanto influencer chiviado, ante tanto Youtuber trasnochado. Documentales como el del brasilero João Moreira Salles y la chilena Lissette Orozco develan la Historia (  history) a partir de story personal.
El documental del año: El Intenso ahora ( Brasil) João Moreira Salles

2. El pacto de Adriana (Chile) Lissette Orozco

3. Human Flow (USA) Ai Weiwei
4. Dawson city : Frozen time (USA) Bill Morrison
5. Chavela (USA) Catherine Gund, Daresha Kyi
6. Hitler’s Hollywood (Alemania) Rüdiger Suchsland
7. 12 Días ( Francia) Raymond Depardon
8. La negociación (Colombia) Margarita Martinez
9- Philip Glass: Looking Glass (Francia)  Éric Darmon
10. Mrs Fang ( China) Wang Bing

sábado, 1 de diciembre de 2018

LOS TIRANOS Y EL CINE: La comedia y la tragedia


El tirano se asusta fácilmente frente al artista independiente. También le aterra el humor. Algún émulo de Oscar Wilde dijo: “No existe un fanático con sentido del humor, como tampoco existen humoristas tiranos”. El Presidente Eterno de Colombia ha revirado porque un documental lo pone en evidencia. ¿Porque le dio por brincar ahora y no antes, con tanto texto serio y documentado que lo desnuda ? Porque era la semana del debate a su pupilo. Un debate donde, además, se encuentran involucrados sus hijos eternos. El hombrecito conoce al dedillo el cuarto principio de Goebbels : “de la exageración y desfiguración: Convertir cualquier anécdota, por pequeña que sea, en amenaza grave”

II
Hoy, que las reposiciones de las películas chaplinescas andan de gira mundial, es bueno recordar la batalla de “El Gran Dictador”.
Chaplin andaba flotando en las nubes. Venia de cuatro obras maestras en seguidilla: La quimera del oro (1925), El circo (1928), Luces de la ciudad ( 1931) y Tiempos modernos (1936). Casi nada.  
Cuando iniciaron los rumores del rodaje de una película donde ridiculizaría a Hitler, el Fürher gozaba de popularidad en todo lado. Para Hollywood, el mercado alemán era el bastión más importante de Europa y no pensaban arruinarlo solo porque a Charlie se le ocurría una nueva pilatuna. Al principio intentaron persuadirlo: No es conveniente, Hitler es solo un loquillo, no hay que alborotarlo. "Cuando estaba a mitad del rodaje empecé a recibir alarmantes recados de la United Artists. Les habían advertido por mediación de la Hays Office que tendría roces con la censura. Pero yo estaba decidido a continuar, había que reírse de Hitler"- dice en la autobiografía.
Luego se le emputaron y le bloquearon el dinero. Es por ello que la producción tardó tanto, porque a Chaplin le tocó torear a todo el mundo : desde Nazis gringos hasta banqueros. Pero las cosas cambiaron radicalmente cuando Alemania invadió Polonia en 1939.
Entonces, Hollywood se frota las manos y le pregunta a Chaplin: Estamos ansiosos por ver tu película, cuando la estrenas?

III
Chaplin y Hitler fueron dos caras de la misma moneda. Nacieron el mismo año, el mismo mes y la misma semana. Chaplin era mayor por 4 días. Ambos tuvieron un cuadro familiar desastroso.  Charlie vagabundeaba las calles de Londres, Adolfo recibía azotes de un papá autoritario. Los dos fueron profetas fuera de su tierra. El primero triunfó en USA , el segundo en Alemania.
En 1914, Chaplin arrancó su carrera con pie derecho firmando su primer contrato. Era el primer actor en convertirse en estrella en un arte que apenas balbuceaba. Ese año se iniciaba la primera guerra mundial con Hitler en el frente de batalla en calidad de soldado raso. Ambos se dejaron crecer el bigotito centrado, abundante pero corto. El uno para verse mayor, el otro porque era más cómodo para ajustarse la máscara antigás.
Chaplin era un actor fascinado por la política, acababa de realizar “Tiempos Modernos” dejando claro su pensamiento acerca de los excesos del capitalismo. Hitler era un político fascinado con el cine, se había apropiado de los estudios alemanes para realizar propaganda, allí contaba con el talento de la documentalista Leni Riefenstahl. De hecho, Leni le había dado clases de actuación y oratoria.
Chaplin estrenó su “Gran dictador” en 1940, en un momento en que Hitler y su compadre Mussolini parecían invencibles. Fue el estreno más esperado del año, el suceso cinematográfico. Incluso Hitler la prohibió en Alemania, no sin antes verla en su teatro privado.  Le encantaba la escena de las sillas donde él y Mussolini compiten por la supremacía en altura.

 La historia se ha encargado de colocar los bigotes en su sitio: el de Chaplin es sinónimo de comedia, carcajada, ternura. El de Hitler representa la tragedia, las lágrimas y la farsa de un gobernante sanguinario.