domingo, 30 de agosto de 2020

Las mejores 100 películas dirigidas por mujeres

 

La BBC lo volvió a hacer. 368 expertos cinéfilos del mundo entero, fueron perfilados para sacarles la información vital de sus cabezas. A cada uno se le fusiló con la encuesta más bella: Elija las diez mejores películas de todos los tiempos dirigidas por mujeres.  
El grupo elegido mantuvo la paridad. 185 damas, 181 señores, 1 gay y 1 que no sabe, no responde.
La campeona absoluta fue “El Piano” (1993) de Jane Campion. Drama sobre la sordomuda pianista que encuentra el amor en los confines del mundo.

La más mencionada  fue Agnés Varda ubicando 6 películas en la lista, seguida de cerca por Sofía Coppola, Katryn Bigelow y Lynne Ramsay con 4 cada una. La única latinoamericana es Lucrecia Martel con 3.  La alemana Leni Riefenstahl figura con los dos documentales propagandísticos que le hizo a Hitler, que son fachos pero son obras maestras (casi un oximorón).

Aquí la lista exquisita. A ponerse al día, caballeros!!!
100. Los niños están bien / Mi familia (Lisa Cholodenko, 2010)

99. The souvenir (Joanna Hogg, 2019)

98. En un rincón del corazón / Somewhere (Sofía Coppola, 2010)

97. Adopción (Márta Mészáros, 1975)

96. Las citas de Anna (Chantal Akerman, 1977)

95. Ritual en tiempo transfigurado (Maya Deren, 1946)

94. News from home (Chantal Akerman, 1977)

93. Red Road (Andrea Arnold, 2006)

92. Voraz (Julia Ducournau, 2016)

91. Una mujer en África (Claire Denis, 2009)

90. Picardías estudiantiles / Aquel excitante curso (Amy Heckerling, 1982)

89. Las playas de Agnés (Agnès Varda, 2008)

88. Los silencios del palacio (Moufida Tlatli, 1994)

87. 35 tragos de ron (Claire Denis, 2008)

86. El sueño de Wadjda / La bicicleta verde (Haifaa Al-Mansour, 2012)

85. Una canta, la otra no (Agnès Varda, 1977)

84. Retrato de Jason (Shirley Clarke, 1967)

83. Sintonía de amor / Algo para recordar (Nora Ephron, 1993)

82. At land (Maya Deren, 1944)

81. Una chica vuelve a casa sola de noche (Ana Lily Amirpour, 2014)

80. Quisiera ser grande /Big (Penny Marshall, 1988)

79. Shoes (Lois Weber, 1916)

78. La manzana (Samira Makhmalbaf, 1998)

77. Tomboy (Céline Sciamma, 2011)

76. Girlhood / La banda de las chicas (Céline Sciamma, 2014)

75. El atajo de Meek (Kelly Reichardt, 2010)

74. Chocolate (Claire Denis, 1988)

73. En cuerpo y alma (Ildikó Enyedi, 2017)

72. Europa Europa (Agnieszka Holland, 1980)

71. El clérigo y la caracola / La concha y el reverendo (Germaine Dulac, 1928)

70. La leyenda de las ballenas (Niki Caro, 2002)

69. La conexión (Shirley Clarke, 1961)

68. Amores divididos / Eve's Bayou (Kasi Lemmons, 1997)

67. Las hermanas alemanas (Margarethe von Trotta, 1981)

66. Ratcatcher (Lynne Ramsay, 1999)

65. No dejes rastro (Debra Granik, 2018)

64. The Rider (Chloe Zhao, 2017)

63. María Antonieta (Sofia Coppola, 2006)

62. Días extraños (Kathryn Bigelow, 1995)

61. India Song (Marguerite Duras, 1975)

60. Un equipo muy especial / Ellas dan el golpe (Penny Marshall, 1992)

59. El largo adiós (Kira Muratova, 1971)

58. Buscando desesperadamente a Susana (Susan Seidelman, 1985)

57. The Babadook (Jennifer Kent, 2014)

56. Enmienda XIII (Ava DuVernay, 2016)

55. Monster: Asesina en serie (Patty Jenkins, 2003)

54. El amor de mi vida (Jane Campion, 2009)

53. La mujer sin cabeza (Lucrecia Martel, 2008)

52. Lazzaro feliz (Alice Rohrwacher, 2018)

51. Harlan County, USA (Barbara Kopple, 1976)

50. Ultraje / Outrage (Ida Lupino, 1950)

49. Salaam Bombay! (Mira Nair, 1988)

48. El síndrome asténico (Kira Muratova, 1989)

47. Un ángel en mi mesa (Jane Campion, 1990)

46. Cuando cae la oscuridad (Kathryn Bigelow, 1987)

45. El triunfo de la voluntad (Leni Riefenstahl, 1935)

44. American Honey (Andrea Arnold, 2016)

43. Las vírgenes suicidas (Sofia Coppola, 1999)

42. Las aventuras del príncipe Achmed (Lotte Reiniger, 1926)

41. Cafarnaúm: La ciudad olvidada (Nadine Labaki, 2018)

40. Los muchachos no lloran (Kimberly Peirce, 1999)

39. Retrato de una mujer en llamas (Céline Sciamma, 2019)

38. Paris is Burning (Jennie Livingston, 1990)

37. Olympia (Leni Riefenstahl, 1938)

36. Wendy and Lucy (Kelly Reichardt, 2008)

35. Matrix (Lana and Lilly Wachowski, 1999)

34. Morvern Callar / El viaje de Morvern (Lynne Ramsay, 2002)

33. Nunca estarás a salvo / En realidad, nunca estuviste aquí en España (Lynne Ramsay, 2017)

32. El portero de noche (Liliana Cavani, 1974)

31. Los espigadores y la espigadora (Agnès Varda, 2000)

30. Zama (Lucrecia Martel, 2017)

29. La boda del monzón (Mira Nair, 2001)

28. La felicidad (Agnès Varda, 1965)

27. Selma (Ava DuVernay, 2014)

26. Las historias que contamos (Sarah Polley, 2012)

25. La casa es negra (Forugh Farrokhzad, 1963)

24. Lady Bird (Greta Gerwig, 2017)

23. El autoestopista (Ida Lupino, 1953)

23. Tenemos que hablar de Kevin (Lynne Ramsay, 2011)

21. Lazos de sangre (Debra Granik, 2010)

20. Ni idea (Amy Heckerling, 1995)

19. Orlando (Sally Potter, 1992)

18. American Psycho (Mary Harron, 2000)

17. Siete Bellezas (Lina Wertmüller, 1975)

16. Wanda (Barbara Loden, 1970)

15. La Ciénaga (Lucrecia Martel, 2001)

14. Point break (Kathryn Bigelow, 1991)

13. Sin techo ni ley (Agnès Varda, 1985)

12. La noche más oscura (Kathryn Bigelow, 2012)

11. La ascensión (Larisa Shepitko, 1977)

10. Hijas del polvo (Julie Dash, 1991)

9. Fish Tank / El rebelde mundo de Mía (Andrea Arnold, 2009)

8. Toni Erdmann (Maren Ade, 2016)

7. Zona de miedo / Vivir al límite (Kathryn Bigelow, 2008)

6. Las pervertidas / Locas margaritas (Věra Chytilová, 1966)

5. Perdidos en Tokio (Sofia Coppola, 2003)

4. Bella tarea / Buen trabajo (Claire Denis, 1999)

3. Jeanne Dielman, 23 Quai du Commerce, 1080 Bruselas (Chantal Akerman, 1975)

2. Cleo de 5 a 7 (Agnès Varda, 1962)

1. El piano (Jane Campion, 1993)



lunes, 20 de julio de 2020

ENNIO (EL GENIO) Y EL TEATRO GLORIA



En el barrio San Judas de Cali existía el teatro Gloria, llamado cariñosamente "EL Pulgas". Se atravesaba el barrialero de El Guabal , pasabas por la escuela blanca y coronabas al teatro donde daban sobre todo western y películas de chinos. Programaron "El Bueno, el malo y el feo".  A la entrada, Alfonso Londoño (apodado Cantinflas quien más tarde protagonizaría “Agarrando Pueblo”) aconsejaba:

-      - Traigan chaleco antibalas, sino lo traen entren agachados.

El afiche prometía bala corrida con Lee Van, Eastwood y Eli, el feo. Teatro abarrotado el domingo en matinée. 

Salimos de ahí haciendo el revólver con la mano, donde el dedo índice era el cañón, agachando la cabeza , mirando por debajo del sombrero imaginario, y sentenciando a mi hermano:

- “El mundo se divide en dos categorías, Tuco: los que tienen el revólver cargado y los que cavan. Tú cavas.”

A lo que él respondía:
- “Cuando tengas que disparar, dispara, no hables.”

Y así, a lo mero macho del oeste espagueti, nos fuimos a cosechar guayabas y grosellas por la avenida Simón Bolívar.


Y no podíamos olvidar la bendita banda sonora. Se nos metía al alma. Se silbaba, se tarareaba la banda. Uji, uji ujioooo... Uji, uji ujioooo . Se acostaba uno a dormir y la banda sonora ahí. Al despertarse la misma vaina. No recordábamos muy bien la trama de la película. ¿De qué se trataba? pero la banda sonora nos perseguía como un virus.

Diez años después estrenaron "Érase una vez en América" y la banda sonora nos remitía a la infancia de "El Bueno, el malo y el feo". El maestro compuso un  "Yesterday" único. Una versión a lo Ennio Morricone. No queda ojo seco en la sala.

El maestro dio lora en 500 bandas sonoras!!!. Y para que no queden dudas se despidió de los millones de seres que lo amamos
: «Yo, Ennio Morricone, he muerto. Lo anuncio así a todos los amigos que siempre me fueron cercanos y también a esos un poco lejanos que despido con gran afecto».    Como si fueran los créditos, el The END de una película, le dedicó especial despedida a Tornatore quien estrena este año "ENNIO: El maestro" superdocumental que está a la espera de programación.

Maestro, desde el teatro Gloria, desde el teatro Variedades, desde el Alameda, del cine club del Calima, le decimos gracias, grazie mille.

Van mis favoritas de Ennio, el genio:

1. Días del cielo (Terrence Malick, 1978)
2. Cinema Paradiso . 1988
3. Érase una vez en América. Sergio Leone
4. El bueno, el malo y el feo
5. La Misión R. Joffé
6. Noveccento. B. Bertolucci
7. La Batalla de Argel. G. Pontecorvo
8. Todos están bien. G. Tornatore
9. Los intocables. Brian de Palma
10. Hamlet. F. Zeffirelli

domingo, 7 de junio de 2020

CINE CLUB FARALLONES: EL DISCRETO ENCANTO DE LA PENUMBRA

Fernando Trueba, Ciro Guerra, Luciano Castillo con los cinéfilos del Club
“No sólo el filme puede ser una obra de arte. También la reflexión crítica lo es : exige amor, sinceridad e inspiración"
André Bazin

El 12 de abril del año 2008, se inició la aventura cinéfila del Club Farallones de Cali. Todo por iniciativa de Juan Fernando Cobo, quien impulsó la idea de la mano con la Junta directiva. Así pues, la primera exhibición se realizó en el salón Las Palmas. Asistieron 19 socios que degustaron la película “Atonement” del director británico Joe Wright. 

Desde entonces se han proyectado mas de  500 películas a razón de 46 películas anuales. La idea consistió en programar ciclos: Las nominadas al premio Oscar (con el que se abre cada año), las ganadoras en el festival de Cannes, Cine y grandes músicos, cine y grandes pintores, cine de ojos rasgados, etc. Incluso, hemos dado algunas de las mejores películas de la historia.
Dos años después, el 16 de octubre del 2010, el club nos sorprendía con la sala “Cinema Farallones” especialmente construida con cómodas sillas, excelente sonido, aire acondicionado y potente proyector. 
No ha existido una sala de cine que haya tenido un bautizo más encopetado: asistieron Fernando Trueba (director español de primera fila, ganador del Oscar a mejor película extranjera), Ciro Guerra (director de “El abrazo de la serpiente”, “Pájaros de verano”, entre otras), Luciano Castillo (crítico de cine cubano), Nicolás Buenaventura (dramaturgo, cineasta y narrador oral) y Alonso Torres (guionista de “Perro come perro”, “Que viva la música” entre otras). Una nómina de lujo para una sala de lujo.
Desde entonces, el cine en el club se ha convertido en el ritual de los sábados. La cofradía del séptimo arte. Ahora, pasamos a vernos por la cámara, pero el resultado es el mismo: compartir el cine, discutirlo y degustarlo. No en vano el director italiano Ettore Scola sentenció alguna vez: “El cine es una maravillosa forma de estar juntos”.

martes, 2 de junio de 2020

CAROLINA MON AMOUR: EL CINE Y LOS LIBROS



Carolina Cruz ha sido apaleada por utilizar los libros para instalar cuchillos. Debo confesar que estando en grado 6° un profesor nos puso a leer “Cien años de soledad”. 534 páginas mal contadas. Lo máximo que había leído hasta ese momento eran los titulares del periódico “El Caleño” (“La mató porque no quería”, “Fue por pan y le dieron pum”). 

Mi viejo me regaló el libro y, al preguntarle a Saldarriaga para que carajos servía eso, (todos estudiamos con un Google adelantado que se las picaba de que tenía las respuestas divinas y humanas) de una me increpó:

-         -  ¿Quién es la mejor hembra del barrio? Como no, Marisela. Pues pones “Cien años de soledad” encima de “Crimen y castigo”, le podés sumar “El Quijote” y te parás en ellos para verla bañar en el patio, hooombre.

Así que no hay que montársela mucho a Carolina. El primer uso que yo le di a un libro estuvo motivado por el voyerismo. Pensando en ella, he elaborado la lista de las películas donde el libro o el acto de leer es el protagonista. No me refiero a adaptaciones, ni a biografías de escritores.
Cuando el libro y los lectores son protagonistas del cine (de este link pueden bajar la totalidad de la lista, dado que son muchos títulos los que hay en mi estante, me dedicaré a hablar de algunos)

NUNCA TE VI, SIEMPRE TE AMÉ. Director: David Hugh Jones. Un Anthony Hopkins jovencito, dirige una librería de incunables en Londres, ediciones raras de libros únicos. Su título original es “84 Charing Cross Road” que es la dirección donde quedaba la famosa tienda. Inspirada en las cartas que se cruzó la escritora Helen Hanff con el solitario librero.

MIS TARDES CON MARGARITTE: El gordo Gerard Depardeiu es un albañil analfabeto que de repente se topa con la jubilada Margaritte que se ha leído todas las novelas de amor, las históricas y las biografías. Los unen las palomas del parque, las que van a alimentar juntos todas las tardes.

EN LA CASA: El maestro Francois Ozon retrata muy bien al profe de literatura que mantiene amargado porque los centennials ni leen ni escriben. No avanzan más allá del tercer párrafo. A punto de tirar la toalla, aparece el chico que escribe tres y cuatro páginas. Describe la casa de su amigo y la fantasía de entrar en ella. La felicidad se le aparece al profe.
MAS EXTRAÑO QUE LA FICCIÓN : Una auténtica rareza, este guion, donde Dustin Hoffman se inspira en Harold Bloom. Un tipo se da cuenta que es un personaje de la novela que está escribiendo alguien. ¿Qué hacer? ¿Cómo encontrar a ese escritor Dios, a ese creador?

TREN NOCTURNO A LISBOA: Jeremy Irons interpreta a un profe de literatura, flaco, ojeroso, cansado y sin muchas ilusiones. De repente encuentra abandonado un libro de poesía firmado por un escritor desconocido. Irons va en busca del enigma. Homenaje al gran Pessoa.
¿PODRÁS PERDONARME ALGUN DIA? Inspirada en la famosa Lee Israel, escritora agobiada por las deudas que un día decide falsificar cartas de los grandes escritores. Todo un arte de la falsificación que implicaba seguir el estilo del escritor y la máquina de escribir de la época.

LA LECTORA: La única película colombiana de la lista. Los traquetos encuentran un libro en alemán que ha dejado el capo. Allí están los secretos y la ubicación de las caletas. Toca secuestrar a una alumna aventajada del Instituto Goethe para que traduzca. Quien tiene la información tiene el poder.
Y siguen otros 35 títulos, pero supongo que Carolina mantiene muy ocupada con los cuchillos. No la molestemos más.





domingo, 31 de mayo de 2020

MATARIFE, LA SERIE : EL RIGOR, EL RIGOR, EL RIGOR



He hablado con muchas personas sobre la serie “Matarife”. Las criticas van desde un sector de académicos que plantea que le falta rigor, profundidad y pruebas sólidas. Está otro combo a quien no le dice nada nuevo, incluso Salud Hernández, en la revista Semana, descalifica la serie porque su autor es promiscuo.

¿Le falta el rigor de Jean Rouch? ¿La solidez de Wiseman? ¿La poesía de Martha Rodríguez? ¿El sentido del humor de Ospina-Mayolo? ¿La contundencia de Errol Morris? ¿La soltura de Michael Moore? ¿Ser menos promiscuo y más espiritual, digamos, como Terrence Malick y Kim Ki Duk?

KEN LOACH
A “Matarife” la leen por donde no es. El director no tiene nada de los genios nombrados arriba, sencillamente porque el producto es distinto. Su material va por Whatsapps para eludir la censura en caso de que le cierren las puertas. Por lo tanto, maneja un lenguaje que no es del documental clásico, ni el de la ficción clásica. Un formato que combina el archivo, la opinión, el reportaje, el collage, la rabia. Si, la rabia. A Mendoza no le pidas la pausa de Ken Loach. Es un comunicador? Cineasta? Influencer? Filminutero?. Es todo eso y más. Porque el hombre no llegó a “Matarife” después de sesudos estudios de cine en Escuela, ni producto de la cinefilia, ni después de devorarse a los libros teóricos de las vanguardias. El hombre llega como arriban los desplazados a un semáforo: arrinconado por las circunstancias, sacados a plomo de la vereda. Y le tocó bailar con la horrible.
Si. Mendoza se encuentra “arrasado por un insólito destino”
Narrado en primera persona, “Matarife” es una columna de opinión filmada. No leída como se acostumbra ahora. Porque hay montaje, hay lenguaje videográfico, banda sonora, nuevos códigos de la cámara celular. Tampoco le pidas objetividad (palabreja usada según la conveniencia de los dueños del poder) porque el hombre trabaja a partir de una historia que inició en Aerocivil y va para largo. Faltan otros 30 años según el Rasputín del Partido. ¿Que esperaban, la prueba reina del Matarife descuartizando un perrito?
PATRICIO GUZMÁN
El personaje denunciado en “Matarife” tiene suficiente literatura y evidencia como para realizar una serie tipo “La batalla de Chile” o un “Juego de tronos” a la colombiana. Evidencia es lo que sobra. Ahí es donde a Mendoza podemos llamarlo “Autor” porque nadie la podría contar igual. Es denuncia y no dice nada nuevo porque ya todo está en los expedientes y en la literatura. (andan circulando en PDF los 10 libros básicos para entender este despelote la que podríamos llamar “La biblioteca de la infamia”). Y era necesario que alguien con los medios y la valentía lo hiciera. ¿Qué es un panfleto? Por supuesto, como lo puede ser el cine de denuncia de Ken Loach, de Michael Moore y de Pato Guzmán. 

Yo valoro a “Matarife” no solo por lo que plantea sino por la audacia de su autor. ¿Arriesgarse en un país donde se ha matado a Jhonny Silva, a Dilan y a tantos otros por mucho menos? Y no hablo de los muertos famosos que los hay por cantidades. Me refiero al indio que mataron ayer después de torturarlo. Al fin y al cabo, el único rigor que impera en Colombia es el rigor mortis. Para los muertos.

viernes, 24 de abril de 2020

MI CUARENTENA. Capitulo 8 . AGÚZATE

Richie Ray y Bobby Cruz constituyen el dúo dinámico que entró a mi vida desde la cuna. Me arrullaron con sus canciones que sonaban en el radio pick up y en el viejo tocadiscos. El barrio de mi infancia solo tenía dos estaciones: la mitad del año permanecía inundado y la otra mitad con las calles destapadas y polvorientas. Los niños aprendían primero a nadar y luego a bailar y por último aprendían a caminar.


miércoles, 8 de abril de 2020