martes, 11 de agosto de 2015

La Tierra y la sombra en Negativo



Versión cañera

Juan Fernando Ramírez Lupini tienes 54 años y ha trabajado la caña de azúcar toda la vida. Lleva 30 años en el gremio. No es directivo o trabajador de algún ingenio pero pertenece a la cadena de producción. Es propietario de 60 hectáreas y las alquila a los ingenios para la siembra de caña. Conoce los entresijos de la producción y asistió con mucha expectativa a la proyección de LA TIERRA Y LA SOMBRA.

Me parece una visión sesgada y malintencionada de la producción de caña en el Valle del Cauca. Hablo de 30 años para acá que es lo que conozco. Y en ese lapso de tiempo nunca vi una mujer cortera, por ejemplo. Se supone que es una película realista y cae en trampas como esa. O en plantear que los corteros no tienen seguridad social. Te aseguro que tienen todos los requerimientos laborales, incluida la salud, por supuesto. Me preguntas por el paro de hace unos años? Es lógico que cualquier gremio o sindicato quiera mejorar sus condiciones. De eso se trata el tira y afloje de la demanda y la oferta.

 Si un director va a contar una película histórica lo mínimo que se exige es la fecha o un contexto que enmarque a los personajes. Tal como lo cuenta LA TIERRA Y LA SOMBRA, probablemente ocurrió hace más de 30 años, pero bueno aclárelo porque en el aire queda la idea de que esas condiciones infrahumanas siguen vigentes

En estos momentos el corte manual representa el 35%. El corte manual ha sido progresivamente reemplazado por el corte industrial. Y el corte industrial no produce quema. La quema llegará  a cero dentro de poco. Siento que la película juega con el dolor, para impresionar al jurado europeo que se cree muy solidario cuando los problemas no los tocan a ellos.”
-      Pero, forzar la tierra a un solo cultivo la daña, es un proceso anti-natural no le parece? – le pregunto
“Puede ser, Pero es la única forma de realizar producción a gran escala. En todas partes se ve eso. Tú ves en Estados unidos extensiones más grandes que el Valle del Cauca, completamente dedicadas al cereal. Si no fuera así no serían potencia. Si tú miras la historia del llamado Eje cafetero, resulta que no siempre fue eje cafetero. Después del cultivo extensivo de café, se dieron el lujo de exportar y competir con los mejores del mundo.”
Hasta aquí la version cañera.

Por otra parte leyendo párrafos varios en Facebook, me topé con esta lectura de la pelicula que me llamó la atención. Porque igualmente se sale de los aplausos unánimes que ha recibido la película :

 TIERRA DE NADIE

"La tierra y la sombra" es una película intelectual, es una abstracción. No tiene sabor, color, olor regional, local. Esa tierra que se pretende defender y morir por ella ¿dónde es? Presuntamente es el Valle del Cauca, pero no hay nada valluno, ni el lenguaje, ni las costumbres, ni las creencias, el paisaje son las plantaciones industriales de caña que pueden ser de cualquier parte; ningún rastro particular que la pueda llevar a lo universal. Esos personajes ¿de dónde son? Esta es una película sin cultura, cosmopolita, no universal (términos que parecen hoy sinónimos). Parece hecha en Berlín o en New York o en París. Una especie de Wenders o Bela Tarr en medio de cañaduzales y cenizas."  Andrés Upegui Jiménez