jueves, 11 de octubre de 2018

DEL GRAFFITI AL MEME



La gente de mayo del 68 tuvo consignas memorables: “Soy Marxista, línea Groucho”, “Seamos realistas, pidamos lo imposible”, “La imaginación al poder”.  Mi generación tuvo sus clásicos: "Mate un tombo y reclame un yo-yo", “Abajo los armados en alzas", "La ciudad se derrumba y nosotros de rumba", “Tanto amor y no poder nada contra la muerte”.  

En cualquier antología es justo incluir las calco-manías del bus Blanco y Negro: “De su cultura dependen los machetazos”, “ Si su niño es hijo del chófer, no paga”, “Aquí trabajamos con verraquera y  aguantamos hambre de la misma manera”.

De ahí se saltó al Meme, que igual es la pancarta o el cartel o la calco-manía. Con las marchas multitudinarias, la generación actual se lanzó al ruedo de sus propias frases. Es la generación del Twitter (mi hija menor nació el mismo año de la explosión del internet), de manera que los trinos les calentaron la mano para los aforismos y los juegos de palabras.
Aquí una pequeña muestra del ingenio. Si los lectores envían otras instantáneas, que demuestren que la presente generación se sobró en frases de combate, se agradecerá ( enviar a:  ventanadecine@gmail.com). También enviar el crédito de las fotos , si lo saben. Salud!!!



















1 comentario:

Unknown dijo...

Felicitaciones chevere todo este recuento para reforzar el derecho a la Educación