miércoles, 17 de septiembre de 2008

Michael Cimino: Director maldito


Informa la Revista Fotogramas que el director Michael Cimino se cambió de sexo. Acto seguido el cronista se pregunta: “Con cuál nombre firmará sus nuevas películas?” .
Investigar la vida de Cimino es fascinante, Porque es un director maldito, al estilo de Erich Von Stroheim o de Orson Welles. Tiene poquísimas películas a su haber (no más de 7 largometrajes). Saltó a la fama cuando su segunda película- “El Francotirador” ( The Deer Hunter) –ganó los premios gordos del Oscar en 1978 ( Mejor película, mejor director). Los estudios, entonces, se rindieron a sus pies y Michael se lanzó a dirigir el que consideraba su proyecto más importante. “Las puertas del cielo ( una especie de Novecento a la americana) se llamó y la debacle fue tal que la productora United Artist se vio obligada a declararse en quiebra. Cimino se gastó el triple de la plata pactada, hasta llegar a la cifra de 44 millones de dólares.
En cuestión de tres años, pasó de ser el nuevo genio de Hollywood a convertirse en el leproso de la industria. Ningún productor le pasaba al teléfono y tuvo que contentarse luego con la floja “El Siciliano, después realizar el remake de “Horas desesperadas” ( con Mickey Rourke y Anthony Hopkins), mas tarde “Manhathan sur”(otra vez con Mickey Rourke) y hace 10 años “Sunchaser” ( con Woody Harrelson). Y aquí fue el retiro definitivo de este director interesante y problemático.
Se refugió en la escritura de novelas y se perdió del panorama cinematográfico hasta que el Festival de Venecia lo desempolvó con homenaje y retrospectiva.
Dicen las malas lenguas que ahora se puso el nombre de Elizabeth pero no hay pruebas concretas, ni declaraciones de Cimino al respecto. La buena noticia es que Cimino (o Elizabeth, la cosa esta en remojo) se propone volver al cine adaptando “La condición humana” de Malraux. Con estos genios nunca se sabe, recordemos a Orson Welles, que no sabía qué hacer con tanto talento e iba por el mundo dejando películas inacabadas.

De todas maneras el chisme sirve de pretexto para volver a ver en DVD “El Francotirador” un maravilloso mano a mano entre Robert De Niro y Cristopher Walken en medio de la locura de Vietnam. Y “Manhathan sur” es un excelente ejercicio de cine negro. Un crítico definió así su obra: “El tema de Michael Cimino es Norteamérica. Norteamérica como utopía, como realidad histórica, como trauma y como pasión individual. Norteamérica como orgullo y como dolor. Como ensueño y como shock

2 comentarios:

ferjaramillo dijo...

Si la foto es Cimino como vieja... mejor se hubiera quedado como tipo. Que vieja tan fea.

Gustavo dijo...

Muy buen reporte y la verdad que son de esos directores que uno olvida cuando quiere ver cine diferente. Pasare por una pelicula de esas.