viernes, 23 de mayo de 2014

George Lucas involucrado en el escándalo de Oscar Iván Zuluaga

Las investigaciones sobre el escándalo del hacker dieron un giro sorprendente luego de que un testigo  afirmara que “Lucas quería una prueba del poderío de su empresa  Industrial Light & and Magic”
Para su cumpleaños número 70 Lucas nos impuso el mayor reto de nuestra vida- dice el testigo. El siguiente paso consistió en contactar H. R. Ginger creador de monstruos espeluznantes como Alien” .

Lucas y Ginger acordaron elegir a un hombre real pero oscuro, callado pero maligno. Después de mirar cientos de aspirantes se decantaron por Oscar Iván. “A Lucas le pareció una impecable combinación de Vladimiro Montesinos, Hannibal Lecter  y Raskólnikov
Ginger duplicó sus honorarios dado que nunca le había tocado un proyecto semejante. Al lado de las criaturas que he moldeado, éste es el más feo”- anotó. De hecho les llamó la atención que Zuluaga ya estaba deforme, había que moldearlo tal cual.  Aparentemente es más fácil- le dijo Ginger a Lukas – pero es la fuerza negra que habita en su corazón la que voy a retratar
El resto fue pan comido para estos genios de Hollywood.  Reprodujeron en estudio la oficina de Andrés Sepúlveda, los monitores en estilo panel,  las estatuillas de Ironman y la de Godzilla.  Ningún detalle les fue ajeno, incluso la frente ancha y ajena de Oscar Iván es exacta en longitud.
A Ginger siempre le ha preocupado la verosimilitud. Eso se puede comprobar  en Poltergeist   y en  El condón asesino, dos de sus películas aclamadas.
El otro aspecto era la voz.  Ensayaron con los simuladores ya utilizados en el cine pero ninguno dio el punto exacto.  Jim Carrey presentó casting y nada. Hasta que el hallazgo fue cruzar la voz de Vargas Vil con la de Natalia Paris. Los ordenadores se encargaron del resto. El montaje estaba servido para que Semana.com presentara el video como primicia mundial.

La felicidad no pudo ser total porque Ginger murió el pasado 12 de Mayo sin ver el estreno de su obra maestra. Dos días después Lucas cumplía 70 años. Me siento orgulloso del video, que Oscar Iván vaya con la frente en alto – dice sonriendo el hombre de la Guerra de las Galaxias.

Tomado de: http://chichipatos.blogspot.com/

martes, 20 de mayo de 2014

Las 10 Películas que todo Uribista debe ver


1.  Alvaro Voorhees – Viernes 13


Álvaro, con once años de edad, fue al campamento "Ubérrimo" ubicado en el departamento de Córdoba.
Era un niño del que abusaban constantemente, se burlaban de sus discapacidades y lo herían física y mentalmente (Como se puede ver en Freddie vs Alvaro). Fue tal el abuso, que en el campamento, los guerrilleros lo persiguieron hasta el lago, donde cayó y como no sabía nadar, se ahogó.
Los cuidadores del campamento no estaban atentos, ya que se encontraban bajo los efectos de las drogas más interesados en practicar sexo entre ellos que en hacer su trabajo, razón por la cual la mayoría de las veces Álvaro mataba a los que estaban en esa situación. Laura Vélez Uribe (su mama) se vengó, dando así comienzo a la masacre de “La Chinita”, conocido posteriormente como "el campamento sangriento".
Al final de la primera parte, la madre es asesinada y Álvaro vuelve de entre los muertos para continuar la venganza. Pero supuestamente Álvaro nunca se ahogó en el lago, siempre ha vivido en el bosque y  fue testigo de la muerte de su ser más querido, su madre. Nunca conoció a su padre, llamado Alberto Uribe Sierra


2. Oscar Iván  Krueger - Pesadilla en Pensilvania


Durante la navidad de inicios de la década del 40, una joven monja llamada Carina Escobar (conocida como Carina Krueger antes de entrar a la orden) fue encerrada accidentalmente en la división de criminales dementes del hospital psiquiátrico "Sibaté Hills". Durante días fue violada y torturada por los cien pacientes allí confinados. Días más tarde fue encontrada apenas con vida y embarazada. Meses después, Oscar Iván  nació y fue dado en adopción a Don Berna, un alcohólico abusivo  quien lo maltrataba en sus primeros días. Al paso del tiempo, Oscar comenzó a mostrar un comportamiento psicopático, matando animales pequeños. A menudo era ridiculizado por sus compañeros quienes lo llamaban "hijo de cien paracos". En la etapa final de su adolescencia, Oscar empezó a disfrutar de los golpes y dolores asociándolos con el placer. También aprendió el "secreto del dolor" desde su propia mutilación hasta cuando decide chuzar a su padre adoptivo.


3. Pacho Myers – Halloween Rolo


Pacho es un ¨ser humano¨ con facultades sobrenaturales, esencialmente maligno e indestructible, y que encierra en su interior un espíritu malvado equiparable al del mismísimo demonio, quien a pesar de contar con algunos traumas psicológicos originados en su infancia, y producto del maltrato y el desprecio de su padre, excede el límite comprensible de venganza y se deslinda de las meras explicaciones ordinarias comúnmente utilizadas para justificar su esencia perversa. Denota un accionar implacable y certero, y hace gala de una fuerza descomunal, comparable a la de un oso o un androide.
Una de las posibles explicaciones de la razón de su proceder se da a través de la implicación de un culto celta, que en el Caso Pacho arroja nueva luz sobre posibles explicaciones acerca de su fuerza sobrenatural, e incluso de su increíble don de supervivencia, así como de sus motivaciones. Posee una runa de "Mal" grabada en su brazo. De aquí que se hacen varias conjeturas sobre lo que es la "Maldición de Pacho", que cosas lo mueven a exterminar por completo a los miembros de su linaje, una consecuencia de rituales paganos que los druidas realizaban antaño en las "Noches de Todos los Santos" .
4. José Obdulio - The Mapiripán Chain Saw Massacre


En la película original, José Obdulio nunca está sin una de sus mascaras de piel humana. A diferencia de otros asesinos en serie,  padece retraso mental y básicamente hace lo que su familia le dice. Esta completamente bajo el control de ellos e incluso les tiene miedo. Luis Carlos Restrepo  aclaró que José Obdulio es un "niño en el fondo" y mata gente en defensa propia. En la primera película, The Mapiripán Chain Saw Massacre , se siente asustado de la gente desconocida que entra a su casa.
La gente que José Obdulio mata es posteriormente convertida en barbacoa y chili, que son vendidos por su primo hermano, Pablo.

5. Juan Manuel  - Muñeco Diabólico


Un vagabundo anda vendiendo el muñeco de moda a poco precio, una señora decide comprárselo a su hijo como regalo de cumpleaños. Obviamente, el Good Guy que recibe el niño es el que contiene el alma atribulada de Rodríguez Gacha. Ergo, el muñeco -que se hace llamar Juan Manuel- es el asesino, tiene ganas de vengar su muerte y se apoya en la complicidad y confidencialidad de un feliz niño que no deja de idolatrarlo y acatar todos y cada uno de sus pedidos para así apoderarse del cuerpo.
En resumen, un oscuro film que se valía tanto de un bien dosificado suspenso como del interesante choque terrorífico que supone un juguete infantil convertido en máquina de matar. Al final , Juan Manuel pelea con uñas y dientes (y patadas, y cuchillos) intentando defenderse pero tras ser calcinado en la chimenea a manos del niño y ser tiroteado y descuartizado a tiros por la madre, "muere" de un tiro en el corazón que le dispara el mismo Uribista que mató su cuerpo humano.

6. Alejandro Ordoñez - It


Alejandro no tiene forma fija, pero suele aparecerse generalmente en forma de payaso. En la película, se le ve como un payaso calvo, con la cara blanca, pelo rojo alrededor de la cabeza, una nariz roja, una gorguera, unos tirantes amarillos con botones naranjas, y guantes blancos. En numerosas ocasiones, le suelen aparecer colmillos marrones, para atemorizar a sus víctimas, lo que lo ha convertido en un personaje muy temido por los colombianos. Muchas personas empezaron siendo procuradufóbicos por culpa de personajes como It, que actualmente es un icono muy popular de entre todos los payasos asesinos. Tiene un sentido del humor muy extraño. Se suele reír y contar chistes grotescos.

7. Marta Lucía McNeil - El Exorcista


Marta Lucía MacNeil es una niña de 12 años de edad y la hija de la actriz Regina 11. Sufre por el agotador divorcio de sus padres. Marta Lucía encuentra una Ouija en el sótano y le dice a su madre que ha puesto en contacto con alguien que ella identifica como Monseñor Builes. Pronto, comienza a actuar misteriosamente, a menudo violentamente, impresionante al alcance de cualquier persona, incluyendo a su madre y a los mismos médicos. Sin embargo, todos desconocen que Marta Lucía fue poseída por un demonio llamado Laureano Gómez.

8. Luis Carlos Restrepo - El Resplandor


En la novela Luis Carlos es un escritor y ex profesor que trata de reconstruir su vida y su familia después de que su alcoholismo y su explosivo temperamento le costaran su empleo como profesor. Habiendo dejado la bebida, acepta un puesto como vigilante de un inmenso hotel en Santa Fé de Ralito en el año 2003, esperando que esto salve a su familia, restablecer su carrera, y darle el tiempo y la privacidad para terminar de escribir una obra. Se muda al hotel con su familia: su esposa y su hijo Danny, quien es telepáticamente sensible a fuerzas sobrenaturales. Danny recibe ayuda de un amigo imaginario llamado Álvaro.
9. J.J Rendón – Premutos: El ángel caído
Historias paralelas.El pasado: Unos politiqueros se enfrentan con unas criaturas extrañas. En medio de esta batalla aparece de entre los muertos J.J, un anti-Dios. El presente: Andrés Sepúlveda es el hijo de una familia muy particular: un padre fetichista y una hermana con gustos sexuales peculiares. Hace tiempo que sufre visiones en las que se desplaza a diferentes épocas y escenarios, y pronto descubrirá que él es el escogido, el hijo de  J.J. Cuando está en trance, Sepúlveda se transforma en diversas criaturas monstruosas.

10- Germán Vargas Lleras- Saw
Germán es un buen muchacho, hijo de príncipes de alto linaje pero un día, dos gamines le cortan dos dedos, a palo seco , sin anestesia. Germán tomara venganza y matará a todos los ñeros que se encuentra en el camino.
Tomado de: http://chichipatos.blogspot.com/

viernes, 2 de mayo de 2014

Mas Delirios de ciudad

Nota del bloguero: Nuestro amigo Alberto Ramos- abogado, cinéfilo y garciamarquiano - aporta mas delirios de ciudad.

Ciudad Delirio


Por: Alberto Ramos Garbiras 

Si el cine colombiano pretende erigirse en el contexto internacional con películas como esta, lo que haremos es retroceder. “Ciudad Delirio” se enmarca en el género de comedia musical, la banda sonora salva la película del fiasco: hay música permanente de Willie Colón, Guayacán, Fruco y sus tesos, el grupo Niche; salsa a tutiplén, bailes, coreografía y la vida nocturna de Cali, parcialmente mostrada. Es una película cuya sinopsis se puede resumir en tres renglones: una mujer separada que sostiene a su hija con una academia de baile, le toca soportar a su ex marido haragán como parejo de un concurso, y está atraída por un español que dice trabajar en la farmacología y posa de médico.

Julián Villagrán es el actor español que le colocan de galán a Carolina Ramírez, pero resulta más un gañán, desaliñado, lento, torpe: anti galán y mal actor. Las impertinencias del ex marido, Alex Castillo, según el guion impide el comienzo del romance con el español,  actúan con una timidez y pudor poco creíble.

En el Blog Pajarera del Medio, Pedro Adrian Zuluaga, expresa de forma crítica que, Nuestro cine ha decidido participar de manera activa en una cierta distribución de imaginarios geopolíticos que han quedado reflejados en iniciativas como la ley “Filmación Colombia”. En este reparto está claro a quién le corresponde qué parte. Así, la simetría de esta película con el poder es escandalosa: Colombia ha decidido jugar una posición subordinada como economía extractiva y de servicios, y en Ciudad delirio están mostradas las cartas de ese programa político”. En la visión española de la directora Chus Gutiérrez, apócrifa, sin méritos en la filmografía española, Cali es una cantera para lograr nutrir de chicas a los españoles. Una ciudad multiservicios, rumbera y sin pensamiento crítico.

 Ciudad delirio es una película sin historia se encascara en la sinopsis, los personajes se estancan, no evolucionan, la ciudad no existe, excepto las buenas tomas del barrio obrero y una escena donde suena la canción “las caleñas son como las flores”, donde aparecen en un montaje dinámico, mujeres de todas las razas producto de la multiracialidad que habita en la ciudad, pero no se muestran otros sitios relevantes de la ciudad. Es la película más sosa del cine colombiano. Por edulcorar la vida de los protagonistas muestran una ciudad descontextualizada de la cruda realidad violenta que vive y del complejo multiculturalismo en medio de colonias de inmigrantes agolpados en una ciudad que creció en las laderas  y la parte oriental sin planeación.

Subutilizan a la actriz Carolina Ramírez, asediada por dos bobalicones. Una actriz que ha demostrado su aptitud actoral en producciones como La Pola, una actriz capaz de interpretar cualquier papel y aquí la desperdician. Otros dos actores colombianos hacen papeles decorosos en medio de un guion que no los deja desenvolverse como están acostumbrados: Vicky Hernández y Jorge Herrera. El único valor de la película es mostrar a través de una escuela de baile, como microempresa, el funcionamiento en Cali de estos sitios, verdaderas empresas artesanales que, tiene la ciudad unas 120 de ellas; en diciembre salen al salsódromo y e turismo ha crecido por esta empresa rumbera con espectáculos mejores que los de Cuba, en Varadero y el mismo  Teatro Nacional.

La película es un comercial convertido en largometraje. Un largo spot sobre una carpa-salsa. Es una propaganda desvergonzada de un circo que en la práctica no le da espacio real a esas escuelas populares que pretende retratar en la película, y han creado un monopolio. En la película concursan para poder lograr acceso a la carpa salsera, porque desde allí se decide quienes saben bailar, no en los barrios populares. Muy superior fue la película caleña “Tacones” del director Pascual Guerrero, rodada a comienzos de la década de los años 80s, un musical con argumentación.


Jorge Eduardo Suárez, en el BLOG “las Dos Orillas”, nos dice que, “Cuando comenzó la campaña de expectativa de Ciudad Delirio, la película “colombiana” que abrió el Festival de Cine de Cartagena y que se estrenó a mediados de abril, se avizoraba un gran filme. La combinación entre Cali, Salsa, grupos de baile y un poco de sensualidad; iba a generar una narración que le hiciera honor a esa riqueza cultural que han construido los caleños en torno a los ritmos afroantillanos. La película prometía introducirnos en el delirante mundo de los coleccionistas de discos, o en la epopeya de los jóvenes de las barriadas caleñas que con grandes dificultades han construido espectáculos dignos de Broadway. Hablar de la Salsa y Cali hizo pensar hasta en el “agúzate” con el que Andrés Caicedo pretendía despertar a Cali en la década del 70”. Y comparando la producción televisiva Bazurto con ciudad delirio, afirma que,” Ambas producciones, lejos de limpiar de prejuicios las culturas populares locales y darles la dignidad que merecen, las envilece más y de paso a nuestro país. La novela y la película están claramente diseñadas para el mercado internacional. Están construidas desde la mirada del europeo, es decir, de cómo él es superior al caos reinante”.